Secreticos para conciliar el sueño

Lo que no debes hacer antes de dormir

 

Muchas veces conciliar el sueño puede convertirse en algo imposible, entonces emprendemos una búsqueda incansable por encontrar una cura para nuestro problema, sin tener en cuenta todo lo que hacemos mal antes de dormir, es decir, todos aquellos hábitos recurrentes que pueden ser perjudiciales cuando queremos dormir profundamente y lograr un buen descanso.

 

Te presentamos una lista de cosas que no debes hacer cuando te preparas para dormir.

 

-Comer mucho antes de dormir: no es aconsejable comer abundamente en horas cercanas al sueño, ya que puede afectar la profundidad del mismo. No hay nada peor que ir a la cama con el estómago pesado, trata de comer lo más ligero que puedas y tendrás un mejor sueño.

 

-Los dulces antes de dormir: comer cosas dulces antes de dormir eleva la glicemia, lo que dificulta el sueño.

 

-Beber líquidos justo antes de dormir: cuando bebes mucho líquido antes de dormir, necesitarás levantarte para ir al baño durante la noche, haciendo que tu sueño se vuelva irregular.

 

-Tomar bebidas con cafeína: las bebidas con cafeína (como el café, las gaseosas, el té helado) en la noche e incluso en la tarde puede impedir que logres un sueño correcto ya que su efecto estimulante puede durar hasta 24 horas, lo que te podría generar insomnio.

 

-Las bebidas alcohólicas: al consumir alcohol, las personas tienden a levantarse horas después incapaces de seguir durmiendo, ya que el alcohol impide que se alcance las fases profundas del sueño, lo que evitará que logres un buen descanso.

 

-Fumar: La nicotina provoca en nuestro organismo un efecto que dificulta que nos quedemos dormidos con facilidad.
 

-Ver televisión, hacer trabajos, hablar por teléfono, usar el computador: son cosas que no deberías hacer en la cama, la cama debe ser un lugar de descanso y cuando haces cosas como ocuparte con el trabajo de la oficina, ver una película o revisar las redes sociales, te resultará mucho más difícil relajarte y alcanzar el sueño.

 

-Tener luces encendidas: cuando se acerca la hora de dormir es propicio disminuir las luces artificiales, ya que la exposición prolongada a la luz eléctrica previa al sueño, afecta la producción de melatonina, hormona responsable de los ciclos de sueño y vigilia que empieza a producirse cuando oscurece, por esta razón debemos dormir a oscuras.

 

-Tomar pastillas para dormir: los somníferos o medicamentos para dormir pueden interferir en la calidad del sueño y generan dependencia. Este tipo de medicamentos ayudan a dormir en un principio pero luego de unos meses tienden a perder su eficacia, lo que obliga a consumirlos en cantidades mayores sin lograr prescindir de ellos.

 

-Llenar la cabeza con pensamientos: no logramos dormir cuando nos ponemos a pensar y a pensar en los sucesos del día, lo que hace que ocupemos nuestra mente y la pongamos a trabajar sin descanso. A pesar de las preocupaciones y los pendientes debemos tener en cuenta que la noche es para descansar, debemos liberar a nuestra mente, dejando ir todos los pensamientos que vengan, sin concentrarnos en ninguno, de esta forma nos serenaremos y dormiremos en calma.

 

Una vez hayas identificado los hábitos y soluciones todo lo que no estás haciendo bien podrás alcanzar un mejor descanso y lograrás dormir con mayor facilidad

Video detrás de cámaras Paulina´s ptos de venta