Truquitos de Belleza para Ellas

Mascarillas naturales para combatir y prevenir las arrugas

 

Si hay algo que preferimos nosotras las mujeres, es tener un rostro joven, firme y sin arrugas, lastimosamente estas arruguitas y líneas de expresión llegan aunque no queramos, se manifiestan con el paso del tiempo y a veces a muy temprana edad. La buena noticia es que podemos recurrir a la naturaleza y a los remedios naturales para mantener una apariencia joven, tratar estas arruguitas, suavizarlas y hacerlas mucho menos visibles.

 

Estas líneas de expresión se dan por las mismas expresiones repetitivas como consecuencia de la falta de hidratación, elasticidad y colágeno de nuestra piel y a su vez por una cantidad de factores que influyen a que nuestra piel se debilite y deteriore, como la exposición solar, la contaminación, los malos hábitos como fumar, no retirar el maquillaje, no dormir bien, etc, por eso es tan importante el uso frecuente del protector solar, como también darle un buen tratamiento a tu piel, limpiarla y humectarla adecuadamente. Estas fórmulas naturales que te presentamos a continuación, aprovechan las propiedades y beneficios de sus maravillosos ingredientes, nutriendo y reparando tu piel a profundidad, devolviéndote una apariencia fresca, lozana y saludable.

 

Muy importante antes de aplicar cualquier preparado, exfoliar la piel de nuestro rostro para eliminar esos residuos de células muertas que van quedando, de esta forma preparamos mejor la piel al potenciar su regeneración, logramos que respire y tenga más brillo y suavidad. Puedes usar una crema exfoliante o hacer un exfoliante de manera fácil con un poco de miel y azúcar morena, te lo aplicas en toda la cara y frotas con tus dedos delicadamente y de forma circular, te lo dejas unos minutos y retiras con abundante agua. El aguacate es rico en aceites naturales, lo que lo hace excelente para hidratar y nutrir nuestra piel, contiene vitaminas A y E, esenciales para la salud de la piel. Te recomendamos hacer una sencilla mascarilla con miel y leche, la puedes hacer extrayendo la pulpa de medio aguacate, agrega 2 cucharadas de miel y un poco de leche y mezclas muy bien todo hasta formar una pasta bien cremosa, distribuye en rostro y cuello, masajeando con tus dedos para que penetre bien y te la dejas por 30 minutos. Esta mascarilla humectará tu piel y le dará elasticidad.

 

La papaya es otro ingrediente muy usado en productos y cremas, contiene vitamina A y papaína, una enzima con propiedades desmanchantes y cicatrizantes, además nutre, renueva, aporta suavidad a tu piel y retrasa el envejecimiento. Tritura la papaya y haz un puré, agrega 2 cucharadas de avena y mezcla bien; aplícate esta mascarilla en el rostro de 20 a 30 minutos. El banano es una fruta rica en nutrientes esenciales para la piel, como la vitamina C y la vitamina B6 que juegan un rol vital para mantener la elasticidad de la piel. Además, por su gran presencia de antioxidantes y manganeso protegen las células del daño causado por los radicales libres que conducen a un envejecimiento prematuro de la piel.  Ayuda a restaurar la humectación perdida y repara el daño en tu piel para que luzca humectada, joven y radiante. Tritura un banano completamente hasta formar un puré, añade una cucharada de miel, mezcla todo muy bien, deja reposar la mezcla hasta que tome un color marrón, distribuye la mascarilla alrededor de tu rostro y cuello, luego de 15 o 20 minutos, puedes retirar enjuagando con agua tibia primero y luego con agua fría.

 

El yogur contiene altos niveles de ácido láctico, lo que lo hace excelente sobre la piel, (entiéndase un yogur sin azúcar y sin aditivos) elimina células muertas, suaviza las arrugas, hidrata y nutre la piel. La naranja por su alto contenido de vitamina C ayuda a cuidar nuestra piel, retrasa el envejecimiento, previene y reduce las manchas ocasionadas por el sol, favorece la producción de colágeno y mantiene la piel firme y radiante. Puedes hacer una mascarilla con estos 3 maravillosos ingredientes, triturando medio banano junto con ¼ de taza de yogur, a esto le agregas 2 cucharadas de jugo de naranja y una cucharada de miel, mezcla bien y aplícatela sobre tu rostro lavado y exfoliado, deja actuar de 15 a 20 minutos y te la retiras con agua tibia.

 

El pepino también es excelente para regenerar la piel y mantenerla joven y tersa, contiene vitamina E, aceites esenciales y un montón de nutrientes, además ayuda a proteger de los rayos ultravioleta. Es súper efectivo para atenuar manchas y arrugas. Prepara una mascarilla licuando un pepino con todo y cáscara, agrégale un poco de la pulpa de la penca sábila (aloe vera) y una cucharada de aceite de oliva, aplícate esta mascarilla sobre la piel antes de dormir, distribuyéndola generosamente por todo tu rostro, retírala al día siguiente y sentirás la diferencia. La sábila también conocida como aloe vera es una planta que contiene principios activos como enzimas, minerales, vitaminas, aminoácidos y fito-nutrientes, fundamentales para mantener la piel saludable y sin arrugas. El aloe vera humecta tu piel profundamente, le brinda elasticidad y ayuda a la regeneración de los tejidos. Te puedes también aplicar solo la pulpa de la penca sábila sobre tu piel como una mascarilla súper hidratante y reafirmante.


El huevo ha sido usado ampliamente en cremas y tratamientos cosméticos para la piel debido a su gran cantidad de nutrientes y propiedades que ayudan a tu piel a producir colágeno y elastina naturalmente, además es una fuente de luteína, un compuesto que tiene la propiedad de mantener la piel hidratada. También es un buen exfoliante. Aprovecha sus grandes beneficios preparando una mascarilla con la clara del huevo, batiendo las claras a nieve, le agregas una cucharadita de miel y una cucharadita de aceite de almendras, mezclas bien y lo aplicas sobre tu rostro limpio, dejando actuar de 15 a 20 minutos para luego retirar con abundante agua tibia. Dentro de la cáscara del huevo se encuentran también una cantidad de nutrientes esenciales como el ácido hialurónico que tiene enormes beneficios para la piel, te proponemos que al echar el huevo, te apliques sobre tu piel, el líquido que queda debajo de la membranita del huevo adherida a la cáscara, te lo pones encima de la líneas de expresión junto con la misma membranita, te lo dejas de 20 a 30 minutos y luego retiras.  

 

Es muy importante ser constantes en el uso de estas mascarillas para poder ver resultados en nuestra piel, usarlas mínimo 2 veces a la semana y adoptar hábitos saludables para la salud de nuestra piel como evitar exponernos al sol sin protección solar, limpiar nuestra cara e hidratarla diariamente, exfoliar la piel regularmente, no fumar, dormir bien para que nuestro cuerpo y nuestra piel pueda descansar profundamente y permita la regeneración de las células. Prueba estas mascarillas y luce una piel y un rostro más joven, radiante y revitalizado.   

Video detrás de cámaras Paulina´s ptos de venta