Truquitos de Belleza para Ellas

Mascarillas y tratamientos naturales para tonificar la piel de tu rostro

 

Con el paso del tiempo, la piel va perdiendo elasticidad y firmeza, para contrarrestar esto y recuperar toda la vitalidad y juventud de tu rostro, te presentamos unas fabulosas mascarillas y tratamientos naturales para tonificarla y combatir su flacidez.

 

La flacidez facial es un claro síntoma del proceso natural de envejecimiento. A medida que pasan los años, la piel comienza a producir menos grasa, disminuyen los niveles de elastina y colágeno, lo que lleva a la aparición de líneas de expresión, surcos y arrugas. Sin embargo esto también puede producirse en edades tempranas, como consecuencia de una mala alimentación, por el abuso del alcohol, el cigarrillo, la falta de hidratación y la exposición solar sin protección.  

 

Desde tiempos ancestrales se ha hecho uso de preparados naturales, con excelentes resultados en la tonificación de la piel. Y cada vez son más las personas que optan por ingredientes y plantas con elementos nutritivos y propiedades reafirmantes. Para poder ganarle al paso del tiempo, nada mejor que poder preparar nuestros propios productos caseros, de forma sencilla y mediante el uso de ingredientes naturales y económicos.

 

Son muchas las frutas que al usarse de manera tópica, aportan numerosos beneficios reafirmantes en la piel de nuestro rostro. El higo, un fruto con alto contenido energético, es también un poderoso reafirmante, de gran efecto en el área facial. Puedes realizar una mascarilla con pulpa de higo negro y unas gotas de limón. Aplícatela sobre tu rostro durante 20 o 30 minutos y retírala con abundante agua.  La vitamina C del limón, es esencial en la producción de colágeno, recuerda hacerlo en la noche, preferiblemente antes de dormir, ya que al estar en contacto con el sol, el limón puede provocar manchas en la piel.

 

El melón además de ser un gran diurético, tonifica la piel y previene o mejora la flacidez de la misma. Colócate pañitos empapados con el zumo del melón y déjalos actuar por 15 minutos. Para mejores resultados, agrega medio vaso de zumo de manzana y masajea las zonas de tu cara más afectadas. Estas frutas poseen antioxidantes que reducen la acción de los radicales libres, evitando la rotura de las fibras de colágeno y elastina.

 

La zanahoria también nos puede ayudar a mantener un cutis joven, debido a su alto contenido en vitamina A, que renueva el colágeno, reduce la flacidez y mejora la circulación de la sangre. Para preparar la mascarilla, licua una zanahoria y aplícala en las zonas de interés. También puedes agregar zumo de limón o naranja y unas gotas de yogurt para obtener una pasta cremosa.

 

La avena, además de ser buena en temas de exfoliación, contiene propiedades reafirmantes que influyen positivamente en nuestro rostro, por eso no es casual que sea uno de los ingredientes predilectos en cremas y mascarillas. Puedes preparar una mascarilla con avena, miel y la yema de un huevo, úsala durante 15 minutos y notarás la diferencia. Otra variación de la misma mascarilla, sería reemplazando la yema de huevo por leche o yogurt, la leche o el yogurt son ricos en ácido láctico que limpia profundamente los poros y estimula la secreción de colágeno.

 

Las infusiones o tónicos, a base de plantas, son muy efectivos para reafirmar y aumentar la elasticidad de la piel. La Melissa es una flor cuya infusión ayuda a mantener la piel tensa y firme. Déjala hervir en dos tazas de agua, una vez fría, aplícala sobre la piel con la ayuda de un algodón. Otra loción tonificante, se logra dejando hervir dos ramitas de tomillo con dos cucharadas de semillas de hinojo trituradas, le agregas unas gotas de limón y te la pones diariamente, antes de acostarte. Otras plantas como el romero, el perejil, la cola de caballo, el jazmín, las hojas de laurel, contienen también elementos activos que ayudan a la elasticidad de la piel. 

 

Para evitar el envejecimiento prematuro de la piel y retrasar la aparición de flacidez facial, es esencial llevar un estilo de vida saludable, mantener una alimentación balanceada, rica en proteínas, las cuales aportan aminoácidos que evitan que la piel se descuelgue. Consumir alimentos que contengan vitaminas E, C y A, potentes antioxidantes naturales, ya que está demostrado que los antioxidantes ayudan a retrasar la aparición de flacidez en la piel. No olvides incluir en tu dieta gran cantidad de frutas y verduras frescas. Evita el exceso de sol y utiliza de forma regular productos para hidratar la piel.

 
Los ejercicios faciales, son también un gran recurso para ayudar a tonificar los músculos y aportar tono y definición al rostro, aprende como en nuestro artículo,“Ejercicios para tonificar los músculos faciales y tener un rostro firme y esbelto”

Video detrás de cámaras Paulina´s ptos de venta