Truquitos de Belleza para Ellas

Rutina de ejercicios para mantenerte en forma antes de dormir

 

Hacer ejercicio a veces se nos vuelve todo un reto, las actividades diarias nos consumen y absorben haciendo la tarea casi imposible. Pero no es necesario dedicar 2 horas diarias en un gimnasio para ejercitarte, tan solo necesitas invertir 7 o 10 minutos antes irte a la cama para empezar a estar en forma y tener un cuerpo saludable.

 

La actividad física y el ejercicio es muy importante si quieres mantener un estilo de vida saludable, el ejercicio previene los problemas de salud, reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiacas, mejora la flexibilidad y el buen estado de huesos y articulaciones, tonifica y fortalece los músculos, ayuda a mantener un peso corporal saludable, ayuda a liberar el estrés y la ansiedad, contribuye al bienestar mental, aumenta la energía y la resistencia, mejora el sueño...  

 

Se tiene la percepción de que el ejercicio (incluso horas antes de dormir) pueda afectar el sueño, esto puede ser un concepto erróneo, como puede ser cierto en algunos casos. Algunas personas que practican ejercicio vigoroso, dos o tres horas antes de dormir, experimentan un mejor descanso y un sueño profundo. Un estudio de la universidad de Carolina del Sur dice que el ejercicio puede ayudar a relajar a una persona y a reducir la ansiedad relacionada con el sueño. Los ejercicios que te proponemos son ejercicios más suaves y moderados, sin embargo es aconsejable realizarlos 30 minutos antes de irte a dormir.

 

Debes empezar con 2 series de 10 repeticiones en cada ejercicio, para luego ir subiendo la intensidad según vaya aumentando tu fuerza y resistencia, llegando a una meta viable de 4 series de 15 a 20 repeticiones de cada ejercicio. Lo primero que debes hacer es un poco de ejercicios de calentamiento como saltar, cerrando y abriendo piernas, elevando las rodillas al pecho o los talones hacia los glúteos. Luego pasaremos a hacer sentadillas en pared, separa los pies y ubica tu espalda sobre la pared, pon tus manos sobre tus muslos y baja lentamente como si te fueras a sentar, baja y sube 10 veces. Seguimos con flexiones, recuéstate boca abajo sobre un tapete o en una colchoneta, estira tus brazos y apoya tus pies, flexiona y estira 10 veces. Pasamos a las sentadillas normales, separa tus piernas y estira tus brazos hacia el frente, con la espalda recta baja hasta que tus muslos formen un ángulo de 90 grados con tu espalda, empuja la cadera hacia atrás, 10 repeticiones. Luego ubícate boca abajo en el suelo, apoyando solamente pies y antebrazos, permanece en esta posición (la tabla) por 30 o 60 segundos. Para las sentadillas tríceps, debes apoyar tus manos (hacia atrás) sobre la cama o una silla, dobla tus piernas en un ángulo de 90 grados como si te fueras a sentar en la silla y baja lo más cerca del suelo que puedas, sube hasta que tus piernas formen el ángulo de 90 grados y baja nuevamente, repítelo 10 veces. Acuéstate boca arriba sobre una colchoneta, flexiona tus piernas y eleva lentamente tus glúteos, sube y baja tu cadera 10 veces. Con la espalda recostada, pon tus manos debajo de tu cadera y sube tus piernas sin flexionar hasta que formen un ángulo de 45 grados y bájalas sin tocar el suelo, sube y baja 10 veces. En esa misma posición dobla tus piernas con pies en el suelo, levanta la parte superior de tu cuerpo formando un ángulo de 45 grados, estira tus brazos hacia el frente, a lado de tus rodillas con las palmas hacia abajo, mira hacia el frente con tu mandíbula en el pecho, permanece en esta posición subiendo y bajando tus brazos en el aire 10 veces. Y para finalizar con abdominales oblicuos permanece con las piernas dobladas, recuesta tu espalda, pon tus manos detrás de la cabeza y sube todo lo que puedas, tratando de que tu codo derecho toque tu rodilla izquierda y viceversa, baja y sube repitiéndolo con ambos brazos por 10 veces. Finaliza con un poco de estiramiento para relajar y liberar toda la tensión de los músculos, estirando cuello, brazos y piernas.

 

Esta rutina es una rutina de ejercicios sencillos, apta para casi cualquier persona, es perfecta para tonificar y definir tu cuerpo, quemando esa grasita tan molesta. Lo ideal sería que complementaras esta rutina con algo de actividad al aire libre como caminar, correr o nadar. Si no puedes hacerla todos los días, te recomendamos realizarla por lo menos 3 veces a la semana para ver resultados rápidos. Así pues que deja la pereza y anímate, son numerosos los beneficios de practicar ejercicio, no te arrepentirás.

 

Si tienes algún comentario, te invitamos a opinar en nuestra página de Paulina's en facebook, www.facebook.com/paulinaspijamas

Video detrás de cámaras Paulina´s ptos de venta