Truquitos de Belleza para Ellas

Masajes y tratamientos naturales para activar la circulación y la salud de tus piernas

 

Probablemente tus piernas se sienten cansadas y agotadas después de un largo día, pero si además de esto, sientes continuamente calambres, dolores, hormigueos e hinchazón, esto es síntoma de una mala circulación. Te recomendamos unos masajes y unos tratamientos perfectos para mejorar la circulación y lucir unas piernas hermosas y saludables.

 

Los masajes en general son una excelente forma de relajar mente y cuerpo, conocemos los masajes relajantes, aunque también existen los masajes terapéuticos que están enfocados en mejorar la salud. El masaje circulatorio es un masaje que sirve para optimizar y activar la circulación y el riego sanguíneo y linfático, trayendo enormes beneficios para nuestras piernas, como disminuir las varices o reducir la posibilidad de adquirirlas, al igual que todos aquellos síntomas molestos. Este masaje reduce la retención de líquidos y elimina toxinas, favoreciendo el intercambio celular.

 

Es importante, tener las piernas ligeramente levantadas antes de comenzar el masaje, para ello puedes poner un cojín o una almohada debajo de tus piernas. Puedes usar algún aceite para realizar el masaje, puede ser aceite de almendras o aceite de oliva para humectar y facilitar el desplazamiento, luego empieza a masajear los pies y los tobillos en forma ascendente siempre, este masaje hacia arriba favorece el retorno de la sangre hacia el corazón, masajea ejerciendo una leve presión con tus dedos y vas subiendo hacia la pantorrilla, para movilizar la sangre y aportar oxígeno a las venas. Esta presión nunca debe provocar dolor, en caso de que tengas varices o alguna arañita venosa, no debes ejercer presión sobre esta, sino alrededor, no directamente. El masaje se debe hacer continuo y por zonas, masajeas desde el tobillo a la pantorrilla de 3 a 5 minutos, luego de la pantorrilla al muslo por otros 3 a 5 minutos. Masajeas con tus dedos, recordando el movimiento hacia arriba, abre tu palma y arrastra sobre piel y músculos en movimientos ascendentes, recorriendo la pierna. Recuerda masajear también la parte de atrás de tus piernas. Es importante también estimular la planta del pie, ya que allí se ubica la bombilla plantar la cual tiene múltiples terminaciones venosas encargadas del impulso de la sangre.

 

Una vez termines el masaje, puedes hervir algunas hojas de romero y aplicarte pañitos en tus piernas para relajar y acabar de reactivar la circulación. Con este masaje terapéutico, logramos movilizar líquidos corporales, llevando nutrientes a las células y logrando desplazar las toxinas para su correcta eliminación. La sangre que logramos redistribuir con este masaje, consigue ir subiendo la temperatura de los tejidos de nuestras piernas, optimizando nuestro estado físico y ayudando también al retorno venoso de nuestro cuerpo, logramos liberar la presión de nuestras piernas, mejoramos la sensación de pesadez y la hinchazón de las piernas y aliviamos el dolor y la incidencia de las varices.

 

Este masaje es perfecto para realizar al final del día, justo antes de dormir, ya que nos ayuda a eliminar la tensión de nuestro cuerpo y a relajarnos completamente. Prueba este masaje mínimo 2 veces a la semana para mejorar la circulación y sentir el alivio en tus piernas.

Video detrás de cámaras Paulina´s ptos de venta